El Adios del Pincel

Renzo Sheput informó la semana pasada que el partido que Carlos A. Manucci jugó ayer sería su último partido como futbolista profesional.

Renzo Sheput es punto obligado en la historia reciente de Sporting Cristal. Jugador de la casa, forma parte de la generación de hinchas que disfrutamos como niños/adolescentes la hermosa década de los 90. Desde su debut en el cuadro cervecero, siempre tuvo una facilidad y coherencia para declarar su amor a nuestra camiseta.

Pero no sólo fue jugador e hincha, también ha sido campeón. Lo fue el 2002 y regresó el 2012 luego de un largo periplo para acabar nuestra sequía siendo el cerebro y el artista del equipo de Roberto Mosquera, equipo que jugaba bien y bonito. Con él logramos también el título del 2014 y formó parte del plantel que campeonó el 2016. Con esos hitos, Renzo no sólo es parte de la historia ganadora de Sporting Cristal sino que es Historia Grande, de la buena, con mayúsculas.

Imposible, entonces, no sentirse tocado con la noticia y más imposible aún es no dedicarle un sincero gracias que sale desde lo más hondo del corazón. Gracias enormes por tantos gritos de alegría. Gracias enormes porque siempre que se cobre un tiro libre cerca del área, ahí pegadito al vértice de la izquierda, nos lamentaremos de que no esté Renzo Sheput en la cancha para pegarle como siempre lo hizo y para regalarnos un último grito de gol que haga mas bonito el recuerdo.

Muchas gracias por tanta alegría, Pincel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *