La Cancha: Sporting Cristal 3 Alianza Lima 0

Fue como en las caricaturas. El chiste ese del cartel enorme que dice “Cuidado con el perro” y tras la verja sale ladrando un pinche chihuahua. Ni bien empezó el partido, uno se dio cuenta que Alianza Lima y su prensa adicta habían inflado en los últimos días un globo inexistente. El segundo tiempo del partido en Matute le dio la oportunidad a Pablo Bengoechea para afirmar sandeces y la prensa lo repitió pensando quizá que el camino más directo a lograr algo en esta final pasaba por hacer pensar a Sporting Cristal que ellos eran algo más de lo que en realidad son. O eso o engañarse a ellos mismos intentando hacerle creer a sus propios jugadores e hinchas que podían hacer algo que sabían que no podían. Como un pez globo. Se hincharon en la idea de que al pretender parecer algo que no son, el rival del frente se iba a intimidar. 

Lo que pasa en ambos casos es que tan pronto la ilusión da paso a la realidad, el golpe es terrible. De todos los campeonatos que hemos disputado en los últimos 7 años, Alianza Lima ha sido el rival más débil de todos. No nos disputó nunca la llave. Ahora, con los partidos jugados, se puede apreciar que los dos partidos de la final se jugaron tal como Mario Salas lo pensó. Inclusive aquel segundo tiempo en Matute que sirvió para que Alianza Lima se abrace al delirio. 

Ayer, entonces, se tuvo la tarde que Sporting Cristal merecía. Un Nacional repleto de camisetas celestes pudo celebrar goles y cantar oles. Muy pronto se hizo evidente que el equipo iba a dar cuenta de Alianza caminando, que la garganta había que invertirla no tanto en aliento sino más en celebración. Porque si algo merecía este Cristal del Comandante Salas es terminar el año bailando y goleando a un rival histórico, empequeñeciendo a Alianza Lima en todas las formas posibles. Obligándolo a recibir las medallas de subcampeón entre pifias y los cantos que siempre se le dedican.

Sin rival, entonces, Sporting Cristal hizo gala de solidez. Patricio Alvarez redondeó dos finales impecables. Johan Madrid ganó su primer título dominando la banda derecha. Marcos López también lo hizo enseñoreándose en la punta izquierda y dejando en claro que la próxima temporada va a ser uno de los jugadores a seguir. Jorge Cazulo gozando ese grito de gol que la vida le debía. Cazulo es todo lo que está bien en este mundo. A personas como él uno no puede hacer más que desearle eterna felicidad. Gabriel Costa ha tenido, quizá, el momento más dulce de su carrera. Campeón y quitándole protagonismo a su compañero en ataque. Emanuel Herrera gritando su alegría de goleador.

Hay que decir también que en pocas temporadas se ha visto un campeón tan merecido. Sporting Cristal nos ha regalado una temporada fabulosa. Y no sólo lo digo por el logro del primer equipo profesional. Quienes seguimos de cerca a Sporting Cristal sabemos que en lo administrativo y en lo deportivo se han logrado varias cosas. La salud financiera del club, la robustez de su proyecto de menores, la recuperada seriedad en su administración, la huella imborrable de su acción social. Todo lo que ha hecho Sporting Cristal en este año es para hinchar el pecho y enorgullecerse. Y en eso hay que felicitar a los artífices. A Mario Salas, sí, pero también a Carlos Benavides y Alfonso García quienes no sólo mostraron trabajo sino que hoy pueden exhibir logros. A todos ellos no queda más que decirles gracias. 

Hubo un tiempo, hace 11 años, en los que yo extrañaba las tardes de gloria porque las sentía lejanas y así empecé a escribir esta página. Hoy estas tardes de gloria han vuelto a ser habituales para la camiseta celeste. La sonrisa se hace permanente y el orgullo, total.  Entonces no queda más que levantar tu vaso, hacer un brindis y agradecer. 

Gracias, querido Sporting Cristal, por una victoria más.

6 thoughts on “La Cancha: Sporting Cristal 3 Alianza Lima 0

  1. Después de la resaca viene la reflexión y verdaderamente este Cristal fue, en mi opinión, el mejor que ví en los últimos 20 años. Hablo a nivel local obviamente porque el reto internacional es la gran deuda pendiente.Incluso yo siempre pensé que los play off fueron un obsequio generoso de parte nuestra para darle un cachito de esperanza a aquellos que no tenían cómo. Bajamos el ritmo y nos “arriesgamos” innecesariamente. Cristal pudo definirlo antes pero nos dio el gusto de saborear una final como pocas, revolcando y masacrando a un rival que con el tiempo se va a convertir solo en una leyenda urbana.
    Muchos comparan este título con el del 2012. Yo sólo veo similitud en que ambos los ganamos con absoluta autoridad. Pero este del 2018 fue otra cosa. Aquel del 2012 me dejó alegría pero poca esperanza. Este me dejó ambas cosas.
    Sin embargo, la desazón me invade cuando leo que Salas se va y que se puede llevar a Herrera y Merlo. Y otra vez la incertidumbre si podremos saldar la deuda internacional. Para pagarla o empezar a pagarla, este equipo con su comando técnico tendría que haberse mantenido y reforzado en algunos sectores. No recuerdo un equipo de Cristal al que un técnico le haya puesto su sello tan rápido. Casi a la primera los jugadores sintonizaron con las ideas de Salas y las ejecutaron de forma impecable. Acomodó todo. Obviamente, no puedo dejar pasar el apoyo dirigencial. No hubo imposiciones absurdas y todos jugaron donde debían. No hubo inventos ni huevadas.
    Nos tocó un grupo relativamente amable, pero la Copa Libertadores nunca ha sido amable con Cristal. Si no, recordemos aquel grupo con Racing, Guaraní y Táchira. Fuimos por lana y salimos trasquilados.
    Ojalá el técnico que llegue no mueva demasiado. Lo que preocupa es la elección de los reemplazos de aquellos que se vayan. ¿Dónde rayos vamos a conseguir otro delantero de 40 goles como Herrera? Y Merlo solucionó un problema que durante años fue una pesadilla (¿?) Traer un central confiable nos tomó casi 5 años (¡¡¡¿¿¿???). Si con ellos igual necesitábamos refuerzos, imagínense ahora. Felizmente Costa se queda.
    Vamos a ver. Ojalá los dirigentes acierten nuevamente y no se rompa la continuidad. Creo que ya hay un rumbo. Sigamos en él.

  2. Me preocupa que se esté dando mediáticamente casi por descontado la llegada del uruguayo Arias, de mala campaña en el Bolívar de la Paz. Ojalá no pase de ser un tumor.

  3. Particularmente, he pasado de la ilusión a la incertidumbre y un poco al desencanto con bastante facilidad.
    Se fueron Salas y Costa, piezas vitales de lo que parecía un verdadero proyecto para despegar de la mediocridad local y volvemos a apostar por lo desconocido y lo intrascendente.
    Poco sé de Alexis Mendoza pero para ser justo, tampoco sabía mucho de Mario Salas cuando llegó. Ninguno tenía demasiados pergaminos así que habrá que ver al colombiano.
    Sin embargo, me preocupa porque todas las apuestas de Cristal con colombianos han terminado francamente en pérdida. Empezamos allá por 1998 trayendo al Chiqui García como entrenador y los resultados fueron muy pobres. Luego a partir del 2000 empezamos a traer jugadores colochos (el primero fue el “Moro” Murillo) y NINGUNO dejó huella. Apenas uno que otro cumplió en nivel solo regular pero la mayoría fueron un fiasco total.
    Esperemos a ver lo que propone Mendoza.
    En cuanto a los jugadores, bueno, hay mucho hermetismo. Entiendo que esa es la política de Cristal pero hasta ahora, toda revelación ha sido una desazón. La partida de Marcos López fue una sorpresa y más aún porque se fue a jugar a la MLS al peor equipo de esa liga el año pasado. No dejó demasiado dinero pero entiendo que el mismo López pidió irse y Benavides reconoció que pudo hacerse un negocio mejor. Obviamente el dinero ha sido el motor fundamental para el jugador. Y es así con todos. (Salas, Costa y quizás hasta Herrera se vea tentado).
    López demostró cosas muy interesantes. Una lástima perderlo tan pronto. Creo que merecía una liga más interesante futbolísticamente hablando. Ojalá pueda pasarle lo que le pasó Yotún que pudo salir del Orlando City para ir a Cruz Azul.
    Lo de Costa sí fue una bomba puesto que Cristal había declarado que de ninguna forma se irían Costa, Herrera y Merlo pues eran los pilares para afrontar la Libertadores.
    Se dice que dejará un palo verde. OK, no es poca cosa para el fútbol local pero… ¿canjearlo además por “Canchita”? O sea, Colo Colo se lleva a nuestro mejor jugador y en retribución le pedimos a “Canchita”? No seas pendejo… Eso es un ejemplo de lo intrascendente… Para eso, yo hubiera preferido que se quedara Yulián Mejía, alucina… Fácil Colo Colo tiene mejores jugadores para canjear, incluso suplentes. Mal negocio ahí. Creo que ese pata será otro Juan Cominges. Necesitamos jugadores con capacidad de trascender.
    Benavides declaró que no podía ser irresponsable con los dueños del club y por tanto no podía rechazar lo de Colo Colo por el tema económico. Espero que no sea irresponsable tampoco en lo futbolístico y sepa reemplazar correctamente a los que se van porque no podemos ir a dar pena otra vez por favor. El grupo no es tan difícil pero ya sabemos que para Cristal la Copa nunca ha sido un paseo precisamente.
    Bueno, esperemos más noticias. Ojalá las próximas sean más alegres.

    1. Gino X, han pasado casi 20 días dese tu último post y seguimos sin tener noticias. A la partida de Costa, se sumó la de Ballón. Nadie ha sido contratado para remplazarlo y, a estas alturas, parece poco probable que alguien venga a ocupar su lugar. Menos aun cuando el propio flamante Presidente Benavides señaló que en Cristal tenía suficientes volantes, refiriéndose a Pretel. ¿Realmente se piensa armar un equipo competitivo para enfrentar esta Libertadores con jugadores como Pretel, cuyo aporte en esta última decepcionante actuación de la sub 20, fue absolutamente limitado?
      Hace unos días se dio a conocer el resultado del primer partido de practica jugado frente al Boys. Más allá del resultado, me preocupó sobremanera la alineación. En el primer tiempo jugador los que se supone serían los titulares: ¿Lobatón titular, en primera línea de volantes, junto a Cazulo?
      Mi preocupación se ahondó cuando leí la relación de los suplentes que ingresaron en el segundo tiempo ¿Algún conocido? ¿alguien que realmente pudiera ser considerado para alternar en el equipo titular? NADIE. Claro, en el lenguaje de Benavides, seguramente se dirá que nuestras alternativas están regresando de la sub20 ¿Así? ¿Son realmente alternativas Pretel, Távara y, el más decepcionante de todos, Olivares? ¿Es así como se trabaja en las divisiones menores de Cristal?
      Poco o ningún entusiasmo genera este Cristal 2019. Más bien causa profunda preocupación y decepción frente a lo que, como bien dices, parecía haber constituido el inicio de un proyecto con mejores bases, un proyecto que invitaba a soñar.
      Parece ser que ese sueño se convertirá en pesadilla. Ojalá me equivoque.

  4. Hola Carlos Javier:
    Lo que pasó ayer ante Emelec podría confirmar nuestra preocupación. A veces basta un partido para avisorar lo que se viene. Nos pasaron por arriba brother.
    Lo de la Sub20 fue terrible (bueno, también con ese “entrenador”…). Tanto tiempo se habló del proyecto en menores de Cristal y ahora… A veces, a pesar del entrenador, si como jugador tienes clase y calidad puedes compensar. Muchos malos técnicos salvan el pellejo cuando tienen un plantel con categoría.
    Creo que Salas le dio una mística al equipo y al irse él, eso se perdió. La verdad creí que Cristal sería más consciente de la situación y pondría pronto remedio. Pero traer a Canchita y a Arce… ¿esos son “refuerzos”? Necesitamos un arquero también. Herrera la debe estar pensando bien. Quieren que se quede Succar, pero ese pata… es un 9 sin gol, no seas malo… Succar no puede ser la alternativa si Herrera se va. También se quitó Olivares y la verdad que al chico le faltaba todavía. Lo demostró en la Sub20 y en Cristal tuvo chispazos, pero estaba medio crudo. Ojalá se asiente en Portugal, pero por el bien del fútbol peruano y no por Cristal, porque ya no creo que vuelva. Que no le pase lo de Da Silva.
    Lo de ayer tiene que haber preocupado a los dirigentes. En la Copa tienes que ser fuerte de visita. Quizás ganemos en la Raza Celeste pero no sé, a los ecuatorianos los ví más enteros en lo físico y lo futbolístico.
    Seguiremos observando.

    1. Estimados, copio un comentario que subí esta mañana (lo he editado para corregir errores) en el portal de Ovación. Saludos.
      La decisión de Cristal de no jugar el partido contra Emelec es una muestra más de la incapacidad que ha mostrado la dirigencia desde que concluyó el torneo anterior. Lo que hizo Cristal el año pasado fue para el aplauso. Las decisiones que se adoptaron luego de terminado el campeonato 2018, lo único que han hecho es desandar lo avanzado.
      Cristal se desprendió de jugadores que fueron muy importantes en su esquema de juego. Perdimos incluso al entrenador. Soy consciente que no había forma de retener a Salas, ni a Costa, incluso a Ballón que había decidido partir. Pero, con todos los ingresos obtenidos, debieron REFORZAR el equipo. Lo único que han hecho, sin embargo, es debilitarlo.
      Deja muchas dudas, incluso, la capacidad del técnico contratado cuando manda una línea de volantes en las que, salvo Cazulo, los otros dos no tenían capacidad de marca. Esa falta de contención en el medio, permitió que se desnudaran las terribles falencias defensivas que ya se habían advertido el año pasado, sobre todo en los laterales, especialmente en Madrid. Y en Cristal, nadie hizo nada por reforzar la defensa, ni el sistema defensivo en general, luego de la partida de Ballón. Al contrario, el señor Benavides salió a declarar que había suficientes volantes en Cristal Se refirió específicamente a Pretel, cuya participación en la Sub 20 de Ahmed no me tradujo nada alentador.
      La vergüenza que hemos pasado en Ecuador es responsabilidad exclusiva de la dirigencia, que no ha sido capaz de armar un equipo competitivo. Ni siquiera creo que estemos en capacidad de serlo este año a nivel nacional.
      Ahora no tienen mejor idea que cancelar el partido de presentación con Emelec y reemplazarlo por ¿Municipal? ¿Cantolao?.
      El ingreso del hincha ecuatoriano no debió darse, menos sin una previa coordinación.
      La reacción debió limitarse a una nota de protesta de parte de Cristal y una pública disculpa -como en efecto ha ocurrido- de parte de Emelec. Pero, de allí a considerar que esa “falta de respeto” amerite la cancelación del partido con Emelec hay una enorme distancia.
      Es evidente que no tenemos un cuadro fuerte. No hay ideas en esta nueva versión de Cristal y, las contrataciones, al menos la del flamante nuevo “Chorri” Palacios, parece que no estarán a la altura de lo que se requería.
      Cristal necesitaba un 10 distinto, que sea el conductor que requeríamos, y lo busca en el medio local, en vez de mirar afuera, en donde el nivel es de otra envergadura.
      Cristal necesitaba un mejor arquero. Estuvo a la vista Gallese y el ex arquero (¿de verdad lo era?) Benavides, con la “autoridad” de quien “conoce” el puesto, dijo que Gallese no era un arquero para Cristal (¿así???)
      Menos mal Benavides no tuvo mayor oportunidad en el arco de Cristal. Lástima que luego de varios años, le dieran la oportunidad de ser dirigente y hasta Presidente.
      Si alguien le falta el respeto a Cristal y a sus hinchas, no es Emelec, ni su hincha en el campo de juego. Es Benavides y su Directiva. Malas decisiones a todo nivel. Incluso al decidir reemplazar a un equipo como Emelec por un equipo que, si se confirma, aunque querido por todos, no deja de ser un equipo que no puede ser la contraparte en la presentación oficial del equipo campeón del año anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *