¿Cómo pasó esto?

Hay dos explicaciones desde donde yo lo veo. La primera, aunque parezca simplificar, tiene que ver con la idea del equipo y que se notó en el primer tiempo. Se dio a Comerciantes Unidos por derrotados y se pensó que el triunfo iba a llegar por gravedad. Eso explicó la falta de movilidad, de vértigo, de presión y todo lo demás. Eso explicó el pobrísimo primer tiempo.

Ya en el segundo, con dos goles a cuestas, Cristal quiso y encontró a un equipo visitante que no sólo se arropó atrás sino que defendió excelentemente bien. Su defensa se replegó y mantuvo el orden y la disciplina. Tácticamente bloqueó a los pasadores y cubrió a los atacantes. Nos desvió las jugadas hacia los costados y redujo a Cristal a una serie de centros que fueron bien conjurados. En realidad, junto con la molestia por lo que Cristal no podía hacer, uno debía reconocer lo que Comerciantes Unidos estaba haciendo. Por eso el aplauso a la visita de parte de la Guardia Extrema, algo rarísimo.

Este partido, por lo demás, debe ser una bisagra. Cristal pareciera que no se ha tomado en serio eso de ganar el título nacional sin llegar a las finales. Tal vez la misma autosuficiencia que nos llevó a pensar que este partido lo ganábamos por camiseta es la que está llevando a pensar que podemos arriesgar el título nacional en dos finales porque, a fin de cuentas, esas también las tendríamos que ganar. Grave error. No hay razón para arriesgar nada. Cristal debería poner todo y cerrar la temporada de una vez. Ojalá este golpe sirva para eso, para demostrar a Comando Técnico y jugadores que no hay que pensar que las cosas van a suceder porque sí y porque en la puerta del horno se nos puede quemar toda la temporada.

Ojalá.

Deja un comentario