Que Sporting Cristal jugó mejor que Real Garcilaso es algo de lo que no quedan dudas. El equipo cusqueño nos dejó jugar cediéndonos pelota y terreno. No presionaban sino hasta que estuviéramos a metros de su área y, en general, no se esforzaban mucho para recuperar el balón.

Y eso es lo que a mi no me deja del todo conforme.

La gran mayoría de oportunidades con las que contó Real Garcilaso – incluyendo sus dos goles – se debieron a errores no forzados de Sporting Cristal. Desde el error innecesario de Johan Madrid que generó el tiro libre para el primer gol del local hasta el blooper de Renzo Garcés que permitió que se diera la jugada previa al penal con que anotaron su segundo gol.

Cristal la tuvo, sí. La dominó la mayor parte del tiempo y generó muchísimo más que su rival, es cierto. Pero fueron sus propios errores – groseros – los que terminaron costando los dos puntos que perdimos en la cancha del Garcilaso de la Vega.

Deja un comentario