Habían sido varias semanas de sequía para Emanuel Herrera. Por algún momento pareció que el destino sólo lo llevó a igualar la marca de Miguel Ximénez y le negaría la posibilidad de superarla. Pero este Sporting Cristal de Mario Salas se quiere sacudir de las sentencias definitivas y quiere romper marcas. A los 51 minutos del partido, Maquinaria tuvo la oportunidad de oro y no la desperdició. Anotó el penal con un remate inatajable y fue a celebrar su entrada, en solitario, a la historia rimense. Desde ayer Emanuel Herrera es el jugador cervecero que más goles ha anotado en un sólo año. Su segundo gol, siete minutos más tarde, sólo hizo más redonda la fiesta. Con 34 goles es el nuevo hombre récord en Sporting Cristal a falta de seis partidos para que termine la temporada regular.

Por lo demás, Cristal hizo un partido en el que manejó las iniciativas y el ímpetu de Academia Cantolao. Dejó que el local se enrede en sus propias carencias y no se exigió demasiado. Con el partido del domingo pasado se inició una seguidilla de siete partidos en 21 días. Ya llevamos 2. No hay motivo de fundir el motor cuando lo que hay que hacer es, precisamente, dosificar el rendimiento. Lo hizo Cristal el domingo, lo hizo ayer. Lo importante es sumar todos los puntos de este periodo en la idea de recuperar pasos perdidos y ver la posibilidad de definir la temporada en este Torneo Clausura. En el fútbol todo es posible y si hacemos lo nuestro – ganar los puntos que nos quedan – de repente podemos dar rienda suelta al festejo antes de lo que los demás esperan.

Deja un comentario