10:00 pm. Estadio del club Alianza Lima. El árbitro pita el final del encuentro entre el equipo local y Universidad Técnica de Cajamarca y Sporting Cristal se adjudica el título del Torneo Apertura 2018.

No es la primera vez en la historia cervecera que un torneo se gana en función de otro resultado. Y eso tiene una explicación clara. Cristal espera en balcón el resultado de sus rivales sencillamente porque, en sus propios partidos, hizo lo que tenía que hacer. Sacó la ventaja suficiente para ser campeón por sus propios méritos y, gracias a esa suficiencia, puede levantar sus brazos cuando sus perseguidores – uno a uno – van perdiendo ellos solos la posibilidad de disputarle un logro a la celeste.

Acá he dicho varias veces que el equipo del Comandante Mario Salas ilusiona. Ilusiona no porque esté haciendo cosas nunca antes vistas. Por el contrario. Ilusiona porque está haciendo aquello a lo que Sporting Cristal estuvo acostumbrado mucho tiempo: buscar los partidos, salir a ganarlos, ganarlos efectivamente, ser superiores a sus rivales y demostrarlo. Y esta situación, en este año, está llegando a cotas altísimas. Nadie lo ha mencionado aún pero hay que señalar que los números de este Sporting Cristal 2018 son comparables a los números de un equipo cervecero acariciado en el recuerdo de los hinchas: el equipo de 1994 de Juan Carlos Oblitas.

En 1994, Cristal jugó un total de 38 partidos y ganó 30 de ellos, empató 3 y perdió 5. Anotó 113 goles y recibió 25. Una diferencia de 88. En total hizo 63 puntos (cada victoria daba sólo 2 puntos en esos años) y obtuvo 2 mas por ganar el torneo apertura. Si estandarizásemos los puntos ganados a la formula actual, este equipo habría sumado 93 puntos de 114 posibles. Eso es equivalente a un 81.57% de los puntos. Anotó un promedio de 2.97 goles por partido y recibió 0.65. Balerio, Soto, Prado, Castro, Earl, Solano, Garay, Magallanes, Palacios, Julinho y uno mas. Un equipo histórico.

¿Cómo estamos hoy?

Este 2018 Cristal viene jugando 28 partidos y ha ganado 18, empató 8 y perdió 2. Anotó 67 goles y recibió 21. Una diferencia de 46. En total hemos hecho 62 puntos (recibiendo, ahora sí, 3 por cada victoria). Hemos obtenido el 73.80% de los puntos que es una marca aún inferior al Cristal de 1994. Hemos anotado un promedio de 2.39 goles por partido y ha recibido 0.75. Valores cercanos al del equipo histórico. Si esto sigue así habría que empezar a memorizar este 2018: Alvarez, Revoredo, Merlo, Cespedes, Madrid, Cazulo, Ballón, Calcaterra, López, Costa y Herrera.

Viene siendo un buen año. Los números y las marcas están para superarlas. Este equipo se encamina a ser un hito en la historia cervecera. Sería genial que todo se redondee en noviembre ganando el Torneo Clausura y la estrella 19.

Felicitaciones, Sporting Cristal. Gracias por llenarnos de orgullo.

Deja un comentario