El Sporting Cristal de Mario Salas no hizo su mejor partido el último sábado. Podemos decir, con tranquilidad, que debió ser el partido más bajo del Apertura. Y esto lo digo desde el punto de vista del juego. Ese juego que nos gusta y el que Salas nos ha vuelto a mostrar. El juego de asociación por abajo, de constante ataque, de al menos 3-4 chances por tiempo, de parar centrales en la mitad de la cancha, de recuperar la pelota antes que el equipo rival pise nuestra cancha, de laterales con mayor función ofensiva, etc, etc.

No digo que el partido haya sido “malo”, sino bajo. Porque malo no fue. Seríamos injustos si decimos eso. Mario Salas, estoy seguro, planteó un partido luchado. Un partido donde Cazulo, Revoredo, Merlo y Álvarez fueron las figuras. En partidos como este es donde sale el corazón de Cazulo, y contagia a todos. Jorge Luis no se cansó de estar donde la pelota estaba. Como diciéndonos, con 36 años: no se preocupen que voy a meter así hasta el 2020. Son estos partidos, y no tanto en los que tenemos que ganar con posesión, que se valora mucho más el trabajo del Piki. Gran trabajo de nuestros centrales: Montes, Gonzales Vigil y Rossel (jugadores acostumbrados a marcarnos) tuvieron máximo 2. Álvarez, desde hace ya varios partidos nos enseña que el sacrificio y trabajo sobrepone a absolutamente cualquier dificultad. Nos está salvando al menos una por partido, y eso es lo que se le pide al arquero de Sporting Cristal.

Estoy seguro que Mario Salas planteó un partido luchado. Porque la última vez que quiso jugarlo, después de todo lo que significa llegar allá, nos metieron 5. Peor hoy, donde el rival está en zona de descenso. No había que arriesgar. Y estoy de acuerdo con él. No todos los partidos se van a ganar desde el juego “bonito”. Hay partidos que se ganan desde los huevos, y de cuando en cuando, triunfos así sirven muchísimo. Hacen más fuerte al grupo. Ganamos bien, y hay que seguir así. Falta poco para conseguir un objetivo más en el año. Hay que seguir evolucionando siempre, y nunca acomodarnos. Vamos Sporting Todavía!

Deja un comentario