Habían pasado 42 largos días con sus respectivas noches desde que vimos jugar al Sporting el último partido del Torneo Apertura antes de la paralización del mismo con miras a la participación mundialista de la selección nacional. Pasada la fiebre, la realidad de nuestro inacabable campeonato local volvió y con ello las esperanzas del hincha celeste de seguir construyendo un sueño de campeonato como cada año. Atrás quedaron los temores a las muestras de letargo que normalmente acompañaban nuestro retorno a las canchas luego de alguna paralización. Al contrario, lo del domingo en la mañana en el Estadio Alberto Gallardo fue un retorno esperado y justo, con futbol, hinchada en la tribuna ansiosa por ver de vuelta al Campeón del Torneo de Verano y, sobre todo, con triunfo ante un rival que aunque últimamente es competente, termino como en la mayoría de su larga historia: derrotado.

Aprovechando este “break” de justa mundialista el equipo al mando del profesor Mario Salas tuvo la oportunidad de trabajar algunas opciones de recambio y funcionamientos que se hacían necesarios. Se “afinó” la maquinaria y volvimos a la cancha de la mano de un Calcaterra de nivel notable. En este encuentro se hicieron presentes algunos cambios que nos  indican la constante búsqueda de la perfección en el juego que buscar “El Comandante”. Con la sorpresiva presencia del novel Lopez en reemplazo de Flavio Gomez el equipo salto al campo de juego con la siguiente formación: Alvarez; E. Chávez, Revoredo, Merlo, Céspedes; Cazulo, Calcaterra, Ballón; Costa, Herrera y Lopez en ofensiva configurando un sistema 1-4-3-3 con incidencia en las salidas por izquierda de Lopez y Céspedes.

El once inicial

Fuente: FB Sporting Cristal

Así vimos a nuestros principales elementos en esta vuelta al triunfo del cervecero:

La Figura

Horacio Calcaterra (8): Magistral, cerebral y con el aplomo de quien sabe tiene todas las fijas de la apuesta de la semana. Así jugo “Calca” en su retorno. Llevo los tiempos perfectamente y supo acelerar cuando las salidas lo pedían así o poner la pausa cuando el rival empezaba a subir las revoluciones. Fue determinante en el primer gol al inicial la jugada y generar una asistencia en forma de centro para Marcos Lopez a los 23’ del primer tiempo para la apertura del marcador. Calcaterra es el eje y jefe del medio campo de Salas, con el sigue evolucionando. Más alegrías vendrán.

La Reinvindicación

Patricio Alvarez (7): Muy buen partido de Alvarez, más allá de un desafortunado resbalón que nos pudo costar el primer gol en contra, tuvo una actuación soberbia, con seguridad siempre descolgando balones aéreos y embolsando bien los disparos largos a los que atinaba el rival. Pareció estar en una misión en esta vuelta en acción del torneo y lo termino de coronar atajando el penal a Cuesta de manera espectacular. Esperemos este sea un envión anímico y futbolístico importante para que eleve y mantenga su nivel de juego. El equipo y el mismo lo necesitan.

El Constante

Emanuel Herrera (7): De Herrera es difícil escribir cada fin de semana sin sonar repetitivo. Valiente, inteligente, solidario y letal. Así se definen, entre tantas otras, sus actuaciones. Continuó con este interminable romance con el gol que tantas alegrías nos sigue dando. Si, tuvo un par más que pudo definir mejor, con el transcurrir de los partidos seguirá afinando la “Maquinaria”. 24 goles en 20 partidos en el año nos hacen creerlo así.

La Grata Sorpresa

Marcos López (6.5): Segundo partido del 2018 en el que López es parte del once inicial. Esta vez le tocó cubrir el extremo izquierdo desequilibrando constantemente y asociándose con Céspedes cada vez que se iniciaba un ataque por su banda. Tras un inicio un poco timorato terminó asentándose sin mayores problemas y generó peligro por su zona con centros precisos como el que Costa mando al parante o el gol de excelente cabezazo tras un centro de Calcaterra. Fue sustituido por Flavio Gomez a los 76’. Si la experiencia mundialista le haya ayudado a encontrar su mejor forma es algo que los hinchas podremos ver con más claridad en los próximos partidos.

El DT

Mario Salas (7): Mantuvo el nivel de desempeño del equipo a pesar del receso. Se decantó por Lopez y Edison Chávez en el lateral derecho en desmedro de Madrid. Su apuesta le dio una salida más fluida y peligrosa por ambos bandos al equipo y fue determinante en la consecución del primer gol y de las principales jugadas de peligro del partido. Defensivamente se ve una mejoría y un equipo más sólido que esperemos muestre similar o mejor cohesión ante los futuros rivales. Contra UTC, en la altura de Cajabamba, tendrá una buena oportunidad para demostrarlo.

¡Ya volvió el Sporting! ¡Salud por eso!

Deja un comentario