Las noticias que llegaron a comienzos de temporada nos hablaban de un Mario Salas valiente y testarudo. Las preguntas sobre su personalidad obtuvieron, desde Chile, esas respuestas. Con esos comentarios se llega a la conclusión de que el técnico de Sporting Cristal iba a consolidar un once y que dicho equipo sería el que enfrentaría la temporada. No verían mayores cambios por más que algunos jugadores tomaran malas decisiones de juego. Toda esta percepción cambió con la feliz incorporación como titular de Flavio Gómez.

Bastó verle jugar cuatro minutos en Ayacucho, un partido que veníamos perdiendo de visitantes por 5 a 0, para advertir su compromiso, su disposición táctica, el criterio que maneja a la hora de decidir y lo bien que ocupa los espacios. Directamente o indirectamente ha participado en más del 85% de los goles anotados por el equipo desde que es titular. Tiene también un gran porcentaje de pases correctos y mayor aún los pases con progresión ofensiva.

Flavio ya no es un juvenil para el fútbol. Seguro con sus 21 años aún le faltan varias facetas por pulir. En todo caso hoy tiene las oportunidades las está aprovechando. Ya hemos visto que es inteligente para pisar el área y ubicarse correctamente de cara al gol. Debe mejorar en finalización pero su talento es inconfundible. Y sí, su habilidad para el uno contra uno o su velocidad –sin ser necesariamente de los más rápidos- llegan a resultar difíciles de enfrentar por los defensores rivales.

El año pasado, en su primera temporada en primera, Flavio Gómez disputó 22 partidos (15 en Comerciantes Unidos y 7 en Cristal) y anotó 1 gol. En Comerciantes, Flavio estaba siguiendo el plan del proyecto de menores del club: tener minutos de juego y obtener regularidad. El préstamo, aunque sólo fue de medio año, tuvo resultados tanto para el jugador como para el club.

Veintiún años pero listo para contribuir. Es de la casa y sostiene un proyecto por el cual el club apostó con fuerza hace unas temporadas. Hoy es el mejor juvenil del campeonato con mucha diferencia respecto de otros muchachos que estaban voceados a serlo.

La temporada aún tiene dos torneos por jugarse. Esperemos que Flavio siga con la misma predisposición con la empezó el año.

Ya era hora que llegue alguien que haga que la hinchada cervecera vuelva a tomarle cariño a ese nombre.

One Comments

  • GINO X 17 / 05 / 2018 Reply

    El chico debe mejorar mucho en la definición. Si lo logra, puede ser crack.

Deja un comentario