A veces resulta extraño, y hasta misterioso cuando uno se pone a observar fútbol; partidos y partidos durante el día, notando y anotando que en muchas ocasiones y a través del pasado reciente, los defensores centrales ‘más’ destacados, ocupan el segundo lugar en el orden natural de estos mismos. En algunos casos teniendo un sello por parte del equipo y en otros, erigiéndose como reales figuras y referencias sin tener el equipo, una ‘identidad’ que los ampare. Es decir, contribuyendo desde la salida, siendo armadores con una capacidad de desenvolvimiento en ese sector del campo tan delicado para algunos, pero que para ellos, resulta ser una invitación para ser jefes y caudillos del movimiento que supone el colectivo. Mats Hummels, Leonardo Bonucci, Sergio Ramos o Samuel Umtiti (siendo este último zurdo por naturaleza), algunos de los centrales por mencionar, teniendo influencia directa en la concepción de juego de sus diferentes equipos. Y claro, la distribución de estos mismos en el campo, es la del llamado puesto ‘segundo central’. He tomado como referencia a estos futbolistas para opinar, a día de hoy, de uno de los mejores refuerzos de Sporting Cristal para su temporada 2018: Omar Jesús Merlo. La vacancia de un puesto tan fundamental en una conformación de equipo, bajo una idea futbolística bien establecida, no ha podido encontrar alguien que verdaderamente la sostenga. Uno no cree equivocarse, afirmando que esa posición con tanta significancia, a pesar de las lesiones que lo aquejaron, estuvo muchas veces bien ocupada por Alberto Rodríguez. A la vez, ha tenido ocupantes como Nicolás Ayr o Matías Martínez, que en distintos casos encontraron continuidades, pero lejos de lo que realmente se esperaba para un engranaje solvente.

La llegada del ex Huachipato FC, sumado a un trabajo en función a una afinidad de juego que empezó a trabajar Mario Salas, ha ocasionado una elocuente fijación en la producción que pueda tener el de Santa Clara de Buena Vista. Esta misma, es ciertamente gratificante para lo que planea desde la pizarra, el actual entrenador de Sporting Cristal. La colocación casi siempre idónea en relación a lo que pretende el equipo al momento de atacar, las coberturas que poco a poco se automatizan cuando Jorge Cazulo cumple un trabajo de presión o cuando su acompañante de turno en la zaga bascula hacia un costado formando de esta manera un bloque corto para asfixiar la salida rival, la salida que casi siempre proviene desde sus botines en un ataque organizado que trabaja el equipo, sus conducciones tan valiosas para generar aperturas en zonas exteriores e internas del campo a la vez de contraer a los extremos y originar que los laterales escalen para tener superioridades numéricas por dentro, sin dejar de mencionar su gran visión para cortar jugadas de contraataque o su admirable forma de defender hacia adelante, lejos del arco que protege Patricio Álvarez. Algo que es casi inimaginable en una Liga de Perú, que tiene deficiencias en los conceptos que se les han infundido a los futbolistas que ejercen la tarea de ser los escuderos de su equipo. La destreza de su posicionamiento y anticipación en el campo, es vital para lo que quiere de sus jugadores Mario Salas. Su falta de rapidez en carreras largas es bien maquillada por su ejercicio defensivo. Los ajustes defensivos, se deben dar a partir de una asimilación de equipo corto con posesión y con capacidad de sellar los ataques que proceden desde la salida al ras con un ataque organizado, con la solidaridad para atacar y defender a la vez. Sporting Cristal, para una idea de juego, parece tener en sus recaudos, a un defensa que da distintas variantes en los diferentes contextos de un partido. Omar Merlo parece ser el caudillo indicado.

Comment List

  • GINO X 15 / 03 / 2018 Reply

    Merlo tiene oficio en el puesto y no se puede decir hasta ahora que haya sido una mala elección. Sin embargo, me deja dudas sobre su capacidad para el juego aéreo, algo raro para un defensor venido del Rio de la Plata.
    Vamos a ver si en verdad llegó para ser el “caudillo”.

  • cocosc 15 / 03 / 2018 Reply

    Su juego aéreo en ofensiva aún no se ha podido explotar (sólo anotó un gol en el partido de visita ante Ayacucho) debido a que, inexplicablemente, todos los corners y tiros libres en ofensiva que ejecuta SC o van a media altura o quedan cortos.
    En la zona defensiva, Merlo tuvo una jugada puntual donde quedó clavado en el piso sin saltar (gol de cabeza que nos hizo Lanús en Lima) pero más allá de eso sí lo veo como un caudillo y la salida limpia desde el fondo.
    Junto a Herrera son las mejores contrataciones de este y de los últimos años.

  • Olimpo 15 / 03 / 2018 Reply

    Tan mal juega Bernaola que no puede quitarle el puesto a Revoredo?.
    Ayer por enésima vez le ganaron el vivo. Es más casi perdemos por jugadas aisladas a la espalda de los centrales.
    Necesitamos urgente 1 arquero. De razón era suplente de Penny.
    Grados, un consejo, busca otro equipo x que sino nunca vas a tapar y no vas a crecer como profesional

    • GINO X 16 / 03 / 2018 Reply

      De acuerdo con este comentario.
      ¿Cómo se sentirá el chico Grados como suplente del suplente de Melgar? Efectivamente, mejor buscar otro equipo o dedicarse a otra cosa. La verdad, las pocas veces que lo ví a Grados tampoco destacó demasiado. Creo que le juega en contra la estatura. Además, contra lo que dice la leyenda, Perú no es “tierra de arqueros”. Faltan preparadores para este puesto, como para los demás en general.
      El puesto de arquero en Cristal es un tema pendiente desde hace 20 años, cuando se fue Balerio.

    • miguel carrasco 17 / 03 / 2018 Reply

      No estoy de acuerdo. Revoredo está teniendo hasta la fecha una actuación muy regular y es el puntal de la defensa, tiene que estar atento a la desubicación permanente de Madrid y a los errores de Merlo, por arriba y por abajo, además es el que tiene la responsabilidad de la salida jugada, acuérdense del pase a Herrera en el gol a la U.
      En el caso puntual del gol de UTC, he visto la repetición de la jugada varias veces y con detenimiento, Merlo se evade de la jugada y queda atrás totalmente desubicado, el lateral ni michi, el arquero no sale, Cazulo no colabora y se va de la jugada Herrera, como es usual tendría que haber ido sobre Cardoza, no aparece, Revoredo tiene que soportar solo la carga de Ugarriza que lo supera en envergadura y Cardoza que es un camión, lo cogen de espaldas y ya no puede ir al alto. Srs. vean el fútbol con objetividad y detenimiento y dejen de estar cargándose a unos , mientras que perdonan y ensalsan a otros con gruesas deficiencias. Así no es.

Deja un comentario