Recuerdo que un profesor del colegio siempre nos decía “Error ignorado, error repetido” y básicamente se refería a que si uno no hacía una autocrítica y analizaba los errores que había cometido uno mismo u otros en el pasado, estaba destinado a repetirlos.

Autocrítica es una palabra que no cae bien en La Florida. El hincha por ser hincha no sabe lo que ellos saben de fútbol o de la vida. En La Florida el hincha no es visto como médico, como abogado, como ingeniero, como gerente o básicamente como profesional, el hincha es visto como hincha y nada más. Un ente que no entiende de fútbol y menos de procesos de una empresa y que jamás podrá entender las decisiones que se toman en la gran alta gerencia celeste. Por esto nuestras críticas caen mal y se toman de quien viene, de un simple hincha.

Hoy estamos 10 de enero, la pretemporada ya empezó hace varios días y aun no llega el famoso central y, la verdad, la poca confianza que tengo en estos temas hacen que concluya que pueden pasar dos cosas: 1) nos pase lo del año pasado con el 9, se sigan cayendo nombres y termine llegando la última opción 2) no llegue nadie y tengamos otro año con una defensa desastrosa. Total, “en el futbol moderno solo se ataca, la defensa no es importante”.

Ya se nos cayeron Merlo y Robles. La verdad que no los he visto mucho, solo tengo referencias de ellos. Uno tiene 33 y el otro 23. En mi opinión, hoy en la defensa necesitamos experiencia y orden. Espero que estas dos opciones hayan sido parecidas, porque sino volvemos al tema de buscar por buscar. Es increíble como lo peor hace que uno extrañe lo malo. Si hoy me dicen que el Pollo Madrid tiene un central, diría “tómenlo” sin dudarlo, cosa que antes critique muchas veces.

Lo de Yulián Mejía también preocupa y mucho. Si alguien me consigue dos buenas referencias de él (completas, porque hay muchos “es bueno, pero…”) lo invito al primer partido del campeonato. Todo lo que se lee de él en redes es desalentador, desde pecho frío hasta flojo he leído. Espero que en el fútbol peruano rinda lo que en el fútbol colombiano no.

Lo que sí es una buena gestión es la llegada de Mario Salas. Es un DT trabajador, moderno en sus formas, gusta del fútbol ofensivo e intenso (SC no puede salir a defenderse contra Ayacucho por favor), pero sobretodo, apuesta por las canteras. Por primera vez encuentro coherencia entre lo predicado desde el 2013 y lo practicado, por lo menos en lo que al DT se refiere. A mi me gusta Salas como DT y pienso que ha sido un acierto su llegada, pero tengo cierto miedo ya que es un DT que no se adapta, muere con la suya y sale atacar en todas las canchas. A mi me gusta ese fútbol, pero no sé si realmente ese fútbol se pueda aplicar en el medio peruano. Solo espero que tenga el mismo apoyo que tuvo Ahmed, que cuando no tuvo el respaldo de los jugadores, se le renovó por 3 años en un claro mensaje al grupo.

Lo de Salas, al igual que lo de Herrera son buenas contrataciones. Si rinden o no, no dejarán de haber sido buenas decisiones en su momento. Pienso que bajo el mismo criterio entra lo de Joel Sanchez, que no rindió, pero creo que todos estuvimos de acuerdo con su llegada. Lo importante en estos será saber cuando aceptar el error y corregirlo, antes que taparlo y dar excusas.

Finalmente creo que el error es la continuidad de tantos jugadores que el año pasado no rindieron, la renovación de contrato en SC debe ser algo que se gane en la cancha, no fuera de ella. Y claramente ni Cespedes, ni Grados, ni Ballón se la ganaron, pero sobretodo el primero. Lo de Ballón es discutible, ya que al ser un jugador polifuncional puede terminar sirviendo y aun teniendo 29 años puede servir. El tema es que renovarle a un jugador de esa edad y de ese rendimiento por 3 años no tiene sentido. Costa, Chavez y Revoredo tampoco se ganaron su continuidad y algo se debió hacer con sus contratos. Parece que nuestra dirigencia no es consciente que el año pasado quedamos octavos, lo cual es inaceptable en un club como Sporting Cristal. Lo del arco es complicado, Grados y Alvarez no me parecen que tengan los méritos para ocupar la misma plaza que ocuparon Erick Delgado o Julio Cesar Balerio, pero es complicado ya que por cupo de extranjeros había que priorizar otras posiciones, esto si lo entiendo y lo comparto.

Esperemos que se terminen de tomar las decisiones y se corrijan los errores, que no se pasen por alto simplemente. No está mal equivocarse, lo que está mal es no aprender de los errores. Esperemos las decisiones del Comandante, quien se queda, quien se va, a quien promueven, a quien prestan, una cosa será lo que piensa el DT de un jugador y otra lo que pensaron nuestros dirigentes a la hora de armar este plantel. La campaña del 2017 se debe analizar y nunca olvidar. Error Ignorado, error repetido señores.

Salud.

Deja un comentario