La Cancha: Sporting Cristal 2 – Universidad de Chile 1

La Cancha: Sporting Cristal 2 – Universidad de Chile 1

El marcador alegra porque siempre es bonito irse ganando. Además que permite llegar a conclusiones fáciles. Como decir “somos el único grande que ha ganado en su presentación” y  presentarlo como una forma de sumar un argumento más (débil pero argumento) a nuestra pretendida superioridad futbolística frente a los rivales. Pero, si queremos tomar este partido de una forma más seria, tendremos que señalar que el marcador no influye, que es bueno haber ganado pero lo importante es que se dejó una impresión positiva.

Empecemos reconociendo que Universidad de Chile es un equipo de un nivel superior al nuestro. La liga chilena es más competitiva que la nuestra y, en el caso del Romántico Viajero, suma en sus años recientes un título internacional del que nosotros hemos estado lejos. Súmale que tiene jugadores de la selección chilena (que, más allá de la clasificación, han ganado los dos últimos trofeos continentales) y que han realizado un fichaje extraordinario con este jugador venezolano que lleva su camiseta número 10. Claro, no le ha ido bien en sus amistosos de pretemporada pero eso no quita que, para nosotros, ha sido un rival de lustre.

Por eso el primer tiempo fue difícil. Cristal dejó ver las junturas de su aún reciente hechura y nos fuimos al descanso con un gol encajado que bien pudieron ser dos. No podríamos decir que el Cervecero jugó bien ya que se le vio harto impreciso y lo descolocaron muy fácil en defensa. A pesar de eso, hubo en el juego de Cristal una sensación de dinámica que no se apreciaba en los equipos recientes. Universidad de Chile impuso un vértigo y una presión fuerte y Cristal los soportó, despeinándose en el intento pero sin ser largamente superado. Inclusive producimos un par de oportunidades.

El gol de Yeferson Soteldo fue clara muestra del talento del venezolano y de la fragilidad de la defensa cervecera. Merecida anotación para la visita. En el segundo tiempo, ambos equipos hicieron modificaciones. Pero, mientras las cerveceras terminaron potenciando al equipo, las del Chuncho lo mermaron.

¡Qué lindo espectáculo el ver a los muchachos de la Celeste dándole un nuevo aire al equipo! Alexis Rojas, Christopher Olivares y Frank Ysique, apoyados por los ingresos del Capitán y de Yulian Mejía, hicieron que Cristal mejorara. Desde los primeros minutos del segundo tiempo se notó que el partido iba a ser distinto y que los goles iban a venir. Como en efecto vinieron gracias a jugadas en las que participó un entonado Gabriel Costa, primero en la asistencia y luego en el remate de gol. Y si Olivares terminase de sumarle un puntito mas de dominio a su interesante potencia, habrían podido ser dos mas.

¿En resumen?

Un partido interesante. Un Cristal que muestra intención, que insinúa tener variantes y que no es el equipo corto que se pensó que iba a ser. Un grupo de muchachos que sienten que este es el año para su despegue y que ojalá se unan al grupo de chicos que emigraron en este enero . Un grupo interesante que ojalá se consolide para sumar una estrella más en la historia de este lindo club. Hay que mencionar a Omar Merlo y su oficio en la defensa.

Una hinchada que cumplió con su rol, una verdadera fiesta cervecera llevada a cabo en un ambiente casi familiar. Y es que eso es lo que somos, una familia orgullosa de su pasado, ilusionada con su presente y esperanzada en un futuro aún más glorioso.

Que lindo es ser parte de Sporting Cristal.

Artículos iguales

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta


Para validar su comentario complete el captcha a continuación