Volvemos luego de estas semanas sin fútbol peruano con ánimo nuevo, página renovada y nuevas ganas de ver al más querido. Como todo inicio de torneo, nos embarga la ilusión de ver lo mejor de nuestro equipo del Rímac y ante UTC hay cosas buenas, cosas para mejorar y otras para criticar de la manera más dura. El resultado fue un empate a uno, que pudo ser derrota pero también victoria.

Daniel Ahmed mandó un equipo conocido: Diego Penny, Renzo Revoredo, Jesús Álvarez, Luis Advíncula, Yoshimar Yotún, Paolo De la Haza, Jorge Cazulo, Horacio Calcaterra, Carlos Lobatón, Maximiliano Núñez e Irven Ávila. En el complemento entraron Alexis Cossio, Pedro Aquino y Pier Larrauri.

Diego Penny (5): Tuvo una actuación correcta, no cometió errores tontos y estuvo seguro en muchas jugadas de peligro importante. El equipo cajamarquino generó muchas ocasiones de gol y Penny estuvo bien bajo los tres palos.

Renzo Revoredo (4): La defensa en general estuvo algo floja, no supieron controlar bien a los rivales y por momentos estuvieron desordenados. Revoredo tuvo buenos y malos momentos e incluso tuvo el gol en su cabeza pero no logró conectar bien el balón. La hinchada no le tiene fe.

Jesús Álvarez (4): Estuvo atrevido por momentos y se lanzó al ataque colaborando correctamente. Atrás fue mucho más discreto que Revoredo pero también dejó ver algunos errores típicos de él.

Luis Advíncula (2): Irresponsable total. Como comentan todos, él y Yotún pareciera que tienen que volver a pisar tierra y recordar dónde están y por qué no están afuera; el ego es el peor enemigo. ‘Bolt’ hacía un partido regular porque no intervino mucho pero cuando ya estábamos con un hombre menos y él ya tenía una amarilla, se le ocurrió hablar de más y dejarnos con nueve hombres. Irresponsabilidad en su máxima expresión.

Yoshimar Yotún (2): Lo mismo que Advíncula, e incluso peor. Ya sabemos del temperamento que tiene Yotún y a pesar de que ya no es ningún ‘chibolo’, sigue demostrando inmadurez. Teniendo amarilla cometió una irresponsable falta y nos dejó con un hombre menos. Le falta cabeza.

Paolo De la Haza (5): La gente está contenta con él. Ante UTC intervino bastante y tomó mucho más protagonismo luego de las dos expulsiones. Estuvo seguro en defensa por el medio y la banda y en ataque colaboró mucho. Con su experiencia sabe lo que tiene que hacer y lo hace.

Jorge Cazulo (5): Seguro como siempre, luchando cada pelota como que fuera la última jugada. Por momentos estuvo discreto y desaparecido pero en la marca siempre se notaba su presencia. Nada que criticarle.

Horacio Calcaterra (5): Al principio flojo, pero luego del replanteamiento ante las expulsiones fue vital en la generación de fútbol. Incluso se le vio bajando a defender y recuperar pelotas. Al final cerró un partido aceptable.

Carlos Lobatón (7): El mejor de la cancha lejos; se paseó a los cajamarquinos como quiso. Fue el líder como buen capitán. Para colmo metió un “Señor Gol” de tiro libre con la calidad que lo caracteriza. Luego se bailó a muchos rivales y generó mucho fútbol. Al final salió cambiado.

Maximiliano Núñéz (3): Lo mismo que hemos venido diciendo de él desde que llegó al club. Aporta poco, no genera peligro y no es ni la quinta parte de lo que se esperaba de él. Él era el llamado a generar fútbol desde el medio campo y no está ni lejos de hacerlo.

Irven Ávila (5): Tuvo el gol en sus pies. Fue desesperante ver cómo se estiraba para llegar a la pelota tras el pase de Cossio pero no llegó. Irven como siempre hizo las cosas bien, generando mucho fútbol y asumiendo la responsabilidad del gol. Al final no la metió pero siempre estuvo ahí.

Los Cambios:

Alexis Cossio (5): Entró en el segundo tiempo para replantear luego de esas irresponsables expulsiones. Se ocupó de la banda izquierda y generó peligro por ese lado. Su acción más importante fue el pase que le metió a Irven pero fue muy fuerte y el ‘Cholito’ no llegó.

Pedro Aquino (4): Entró por Lobatón para pararse en el medio campo para apoyar en la recuperación pero no hizo mucho. Faltaban pocos minutos y sus apariciones fueron escasas hasta el pitazo final.

Pier Larrauri (5): Entró faltando solo siete minutos pero tuvo el gol en sus pies. Tuvo la última jugada de peligro y la luchó de manera correcta contra el arquero. Al final no fue gol pero es para valorar esa acción de lucharla hasta el último centímetro.

Deja un comentario